martes, 17 de mayo de 2016

BRILLANTE FUTURO PARA RENOVABLES EN ARGENTINA

EL FUTURO DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES EN ARGENTINA  (English version belowTHE FUTURE OF RENEWABLE ENERGIES IN ARGENTINA)
También la Argentina está comprometida en el esfuerzo mundial para enfrentar el cambio climático. Una de las posibilidades para este intento sería el reemplazo parcial de los combustibles fósiles por energía solar y eólica.



Dice un reciente artículo de The New York Times, citado por  el boletín del CEMAER (centro de estudios en medio ambiente y energías renovables) (*) que la energía solar está en pleno auge, a nivel mundial y que en los Estados Unidos las instalaciones crecieron al menos 28% respecto al año pasado. Y agrega el artículo que  “la industria solar en Estados Unidos actualmente emplea a más de 200.000 trabajadores que es aproximadamente tres veces más que la industria de la minería del carbón”.
Además, la integración de la energía solar con la eólica en las redes estaría siendo no tan dificultosa  como se estimaba, al punto de que, por ejemplo, en Texas, Colorado y en otros lugares  superan ya el 50% de la energía inyectada a las redes eléctricas.



Por lo tanto, la factibilidad de estos dos tipos de energías renovables hace prever que en poco tiempo más las mismas podrían hacer realidad el proyecto de disminuir rotundamente el consumo de combustibles fósiles usados con fines energéticos en todo el mundo, incluso en Argentina.
No obstante, ambos tipos de generación de energía renovable si bien tiene bajos costos operativos, exige altos costos de inversión. Por lo tanto se hacen imprescindibles medidas gubernamentales que los estimulen. Por ejemplo, el artículo cita el caso de los EEUU donde el Departamento de Programa de Garantía de Préstamos de Energía, ayudó a allanar el camino para el capital de la deuda de bajo costo para proyectos de energía solar a escala comercial.
Argentina tiene amplísima potencialidad en ambos tipos de energía. Todo el noroeste es una inmensa área de insolación diurna casi constante y en la Patagonia los vientos son fuertes y también constantes. Pero el capital necesario para esas instalaciones, así como el de las redes de distribución, debe provenir del exterior y es muy necesario algún tipo de respaldo legal a las inversiones que están disponibles para este negocio en el mundo entero y ansiosas de hacer negocios allí donde sea posible y conveniente.

---------------------------------------------------------------

THE FUTURE OF RENEWABLE ENERGIES IN ARGENTINA   
Also Argentina is committed to participate in the world’s effort to fight climate change. One of its possibilities would be partial replacing fossil fuels with solar and wind energy.
Says a recent article in The New York Times, cited in the monthly bulletin of CEMAER (Center for Studies on the Environment and Renewable Energies) (*) that solar energy is at full pace in the world; in the USA solar farms grew 28% last year. The article adds that the solar industry in the USA employs over 200,000 workers, some three times more than coal mining.
Besides, the integration of solar with eolic energy in the distribution network is somewhat easier that what it was thought. This is so much so that, for example, in Texas, Colorado and in some other places, over 50% of the renewable energy is connected to the net.
Therefore, the feasibility of these two types of renewable energy should make it possible to meet the objective of diminishing the use of fossil fuels used for electric generation in the world. And also in Argentina.
Nevertheless, even if operative costs in these two cases of nenewable energy generation are very low, very large investments are required. Thus, governmental measures of stimulation are needed. For example, the article mentions the case of the USA where the Energy Department  Program of Loans Guarantee,  helped to open the way for low cost capital loans for small projects on solar energy of commercial scale.
Argentina has great potentiality for both types of renewable energy. The whole of its North West is an immense area with almost continuous dayly insolation. And in Patagonia winds are strong and also almost constant.
But the capital needed for the two types of technologies, both for energy generation and distribution must come from abroad and, thus, it is very necessary for the government to offer some kind of legal and financial backing of the investment capitals that are available in the developed world and that are eager to do business wherever they are possible and profitable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario