jueves, 1 de septiembre de 2016

MÁS SOBRE EL HUANG LONG BING

LA INDUSTRIA CÍTRICA NECESITA MAYORES REGULACIONES (mail@freshplaza.com),  Boletines, Sep. 1, 2016) (English version below: CITRUS INDUSTRY NEEDS TIGHTER REGULATIONS)
Otro pavoroso artículo sobre la expansión de la incontrolable enfermedad del “Dragón Amarillo” (HLB) de los cítricos.

No es una situación típica que un grupo de productores pidan una mayor vigilancia, reglas y penalidades más estrictas y más inspecciones de cultivos, pero según el Presidente de la Mutual Cítrica, Joel Nelsen, esto es lo que el ramo cítrico necesita al enfrentar una “sentencia de muerte”. Tal amenaza proviene de Psílido Asiático de los Cítricos (Asian Citrus Psyllid - ACP) que propaga la mortífera enfermedad del verdeo de los citrus (“citrus greening” o HCO o HLB) que ya devastó los cultivos cítricos de la Florida (EEUU) . “Si esto continua la industria cítrica sera la causa de su propia destrucción”, añadió, haciendo referencia a la falta de controles en el transporte de cítricos a las plantas de jugo.
Se han atrapado en trampas crecientes numeros de psílidos en los últimos  meses a lo largo del corredor de la Ruta 99, y Neil McRoberts, un fitopatólogo de la Universidad de California, Davis, y panelista en un reciente simposio de productores, dice que existe una certera evidencia de que los psílidos entran al Valle en envíos de cítricos a granel desde las áres infestadas..
La cobertura con lonas de los envíos a granel de cítricos transportados desde las áreas de cuarentena, el lavado húmedo de la fruta en el campo y tratar la fruta antes de la cosecha son medidas preventivas que se necesitan para sacar los cítricos de las áreas de cuarentena. Pero diferentes niveles de complacencia por parte de los productores, empacadores y transportadores, más la falta de vigilancia y exigencia sanitaria han permitido que el psílido viaje de polizonte al norte desde las partes infestadas del Sur de California.
En un reciente encuentro de citricultores se planteó claramente el problema. Según las investigaciones realizadas en la Florida, las poblaciones de ACP (HLB) son mayores en un radio de 6,5 millas de los corredores de más tráfico. Las detecciones de ACP (HLB) a lo largo de la Ruta 99 y la Ruta 65 en el Valle Central indican que ese modelo de dispersión también se verifica en California. También es evidente, basandose en el número de detecciones de psílidos en las plantas jugueras y empacadoras, que la industria está contribuyendo a la difusión de la peste..
Quién va a asegurar que la peste no viaje sobre hojas o ramas desde el Sur de California donde ocurre la mayor infestación? – dice el artículo. Allí es donde el Gobierno podría ayudar, según los mismos oficiales.

Artículo original (en Inglés):  http://www.freshplaza.com/article/162779/Citrus-industry-needs-tighter-regulations
Fecha de publicación: Sep.1, 2016
OBSERVACIONES DEL EDITOR DEL BLOG: el problema del HLB (Hong Long Bing) o enfermedad del Dragón Amarillo, es una espada de Damocles que pende sobre las producciones cítricas también en Argentina, donde se han establecido programas oficiales de inspección y detección del psílido. La gravedad de la peste consiste en que no se han descubierto métodos eficaces de combatirla, especialmente si se trata de producciones orgánicas, por lo que solo resta el drástico recurso de la destrucción de las plantas afectadas. La peste es causada por un virus transmitido por el psílido Diaforina citri muy difícil de controlar. Un reciente estudio llevado a cabo en Ecuador habría detectado la existencia de dos enemigos naturales del psílido, (http://goo.gl/uwodoB) lo que, de ser un recurso suficientemente eficaz, traería alivio a los productores de cítricos orgánicos.
----------------------------------------------------------

CITRUS INDUSTRY NEEDS TIGHTER REGULATIONS (mail@freshplaza.com),  Boletinesep. 1, 2016)
Another article on the frightening expansion of citrus greening.
It is not a typical situation; a farm group calling for more regulatory oversight, tighter rules and penalties and more crop inspection, but according to Citrus Mutual President Joel Nelsen, it is what the citrus industry needs, as it faces a “death sentence”. That threat comes from the Asian Citrus Psyllid (ACP) that can carry deadly citrus greening disease (HCP) that has already devastated Florida’s citrus groves. “If this continues, the industry will be the cause of its own demise,” he added.
Increasing numbers of the psyllids have been trapped in recent months along the Highway 99 corridor. Neil McRoberts, a University of California, Davis, plant pathologist and panelist at a recent grower meeting, says the overwhelming likelihood is that psyllids are coming into the Valley on bulk citrus shipments from infested areas.
Tarping bulk loads of citrus moving out of quarantine areas, wet-washing fruit in the field and treating fruit prior to harvest are all mitigation measures required to move citrus out of quarantine areas. But different levels of compliance by growers, packers and shippers, plus a lack of enforcement, have allowed the psyllid to hitchhike its way north from infested parts of Southern California.
At a recent local citrus farmers meeting the problem was clearly laid out. According to research out of Florida, ACP populations are greatest within 6.5 miles of major traffic corridors. ACP detections along Highway 99 and Highway 65 in the Central Valley indicate this model is also true in California. It’s also evident, based on the number of psyllid detections at juice plants and packinghouses, that the industry is contributing to the spread of ACP.
Who is going to make sure more ACP do not travel here on leaf or branch material from Southern California where there is a major infestation? That’s where government can help, officials said.




No hay comentarios:

Publicar un comentario